Playa Blanca está en el Pacífico entre Santa Clara y Rio Hato. Es una playa larga y hermosa entre una punta rocosa y el Río Farallán. Como su nombre lo dice la playa tiene arenas blancas, aunque con algo de arena negra de ferrita. La privacidad que la caracterizaba ha dado paso a la popularidad del Hotel y las Villas que se han construido allí en años recientes. El agua es tranquila y bastante transparente dependiendo del dia. Es una buena playa para bañarse, nadar, caminar, etc.. Para llegar se entra unos minutos desde el kilómetro 116 de la vía Interamericana. Camino hacia Playa Blanca y Farallán se observa lo que fueron instalaciones militares, primero estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial y luego del Instituto Tomás Herrera. Entre el pueblo de pescadores de Farallán y el grupo de casas de playa que es Playa Blanca se encuentra hoy día el hotel Decamerón y un desarrollo de villas y cancha de golf. Al caminar por la playa hoy se ven muchos turistas y se puede oir hablar italiano o inglés, en lo que es una playa tranquila, apartada y privilegiada. Se puede dar un paseo romántico hasta el río que toma varias horas. A lo largo de los años ha sido seguro hacerlo hasta de noche, pero a veces las cosas cambian. Hay quienes pratican el windsurf, aunque por lo normal no hay mucha brisa. Para esnorkelear esta el peñón o hacer una excursión a la isla frente a la playa.